Revolución Energética

Hoy en día, las fuentes de energía renovable representan 10% de la demanda energética primaria en México. Actualmente, las fuentes de energía renovable que se usan son: la biomasa, que se utiliza casi en su totalidad para calefacción y para cocinar (con una contribución relativamente pequeña del bagazo de caña para generar electricidad), y las energías geotérmica e hidráulica, que se emplean principalmente para la producción de electricidad. La porción de energías renovables en la generación eléctrica es del 17.6%. La contribución de las energías renovables a la demanda de energía primaria para suministro de calor y para cocinar es alrededor de 18%. cerca de 91,5% del suministro energético de México aún proviene de combustibles fósiles y únicamente 7% proviene de fuentes renovables de energía. El escenario de la revolución energética describe un camino de desarrollo que cambia la situación actual y la convierte en un suministro sustentable de energía:

La explotación de la gran eficiencia energética existente y del potencial de conservación energética desacelerarán el rápido crecimiento de la demanda de energía primaria para que, en vez de 15,325PJ/a. correspondientes al escenario de referencia, se llegue en 2050 a 8,251PJ/a. (En 2005 la demanda de energía primaria fue de 7,408 PJ/a). Esta reducción tan importante en la demanda energética es un requisito para alcanzar una participación significativa de las fuentes renovables de energía, y compensar la reducción en el consumo de combustibles fósiles.

Una parte considerable de este potencial de conservación energética se explotará en el sector del transporte, al cambiar de la tendencia actual que favorece el crecimiento en la superficie urbana y la movilidad con automóviles particulares a ciudades más compactas que cuenten con sistemas de transporte colectivo mucho más eficientes, así como infraestructuras adecuadas para los peatones y para el uso de bicicletas.

El incremento en el uso de la cogeneración en el sector industrial mejorará la eficiencia de conversión de energía del sistema de abastecimiento. Poco a poco se reemplazarán los combustibles fósiles para la cogeneración por biomasa y energía geotérmica. En el sector residencial también existen posibilidades aunque limitadas, para los sistemas de cogeneración que pueden proveer tanto calefacción como refrigeración o acondicionamiento de aire.
El sector eléctrico tendrá el crecimiento más grande en la utilización de energías renovables. Para 2050, más del 80% de la electricidad se producirá con energías renovables. Una capacidad de 185GW producirá una cantidad de 567 TWh por año en electricidad.