ENERGÍA FOTOVOLTAICA

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina. Este tipo de energía se usa para alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, para abastecer refugios o viviendas aisladas de la red eléctrica y para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años. Entre los años 2001 y 2014 se ha producido un crecimiento exponencial de la producción de energía fotovoltaica, duplicándose aproximadamente cada dos años. La potencia total fotovoltaica instalada en el mundo (conectada a red) ascendía a 7,6 GW en 2007, 16 GW en 2008, 23 GW en 2009, 40 GW en 2010, 70 GW en 2011 y 100 GW en 2012. A finales de 2013, se habían instalado en todo el mundo cerca de 140 GW de potencia fotovoltaica.

Ventajas

La producción de energía a través de fuentes renovables contribuye a desarrollar un planeta limpio y sostenible. La sociedad cada vez toma más conciencia de los beneficios tanto medioambientales como económicos que supone la generación de energía limpia.

  • Proviene de una fuente inagotable, el sol.
  • No contamina, no produce emisiones de CO2 u otros gases.
  • No precisa de un suministro exterior, no consume combustible, ni necesita presencia de otros recursos como el agua o el viento.
  • No produce ruidos.
  • Reduce la dependencia energética de los países.
  • La mayor producción coincide con las horas de mayor consumo.
  • Sistemas sencillos y fáciles de instalar.
  • Elevada versatilidad, los sistemas pueden instalarse en casi cualquier lugar y las instalaciones pueden ser de cualquier tamaño.
  • Las instalaciones son modulables, con lo que se puede aumentar o reducir la potencia instalada fácilmente según las necesidades.
  • Las plantas apenas requieren mantenimiento y tienen un riesgo de avería muy bajo
  • Los módulos gozan de una larga vida.
  • Los sistemas resisten condiciones climáticas extremas: granizo, viento, frío...
  • Es un sistema de aprovechamiento de energía idóneo para zonas donde el tendido eléctrico no llega o es dificultoso y costoso su translado.
  • Fomenta la creación de empleo local.
  • Atrae inversores.
  • Mejora su imagen al generar energía no contaminante.
  • El coste de los componentes disminuye a medida que avanza la tecnología.
  • Proporciona ahorros económicos.

Ventajas económicas

En cada vez un mayor número de países (Brasil, Italia, México...) se está imponiendo una legislación que permite el autoconsumo, generando notables ahorros económicos para propietarios e inversores de plantas solares fotovoltaicas.

Ventajas de imagen

Está demostrado que la energía limpia añade valor a la imagen de las personas o empresas contribuyendo a su desarrollo. Valores como responsabilidad, sostenibilidad, preservación del medioambiente, tecnología, compromiso, futuro e innovación son valores con los que se identifica a las marcas que promueven el uso de las energías renovables.

Incentivos fiscales

Según la Ley del ISR Articulo 32 fracción XXVI, es posible deducir el 100% de tu inversión inicial en un solo ejercicio fiscal beneficiando al contribuyente con hasta un 30% de ahorro en su compra de un sistema solar.